News ES

GVV elige los COBOTS

GVV elige los Cobots

Tras obtener la Certificación de Gestión de la Calidad y la Certificación de Gestión Medioambiental, GVV sigue trabajando en la mejora de su proceso de producción.  Nuestro primer paso ha sido la inversión en automatización, especialmente en robótica. Los robots pueden liberar a los operarios del monótono y arriesgado trabajo de carga y descarga de las máquinas, permitiéndoles centrarse en otras tareas; de este modo, GVV puede garantizar una disponibilidad y flexibilidad mucho mayores para satisfacer los requisitos de los clientes. 

Para alcanzar este objetivo, nuestra elección recayó en los cobots (robots colaborativos), destinados a la interacción directa con los humanos, dentro de un espacio compartido o donde los humanos y los robots están muy cerca. De hecho, los robots industriales tradicionales suelen encontrarse en una posición fija, detrás de vallas u otras barreras de protección, y están aislados del contacto humano; en cambio, los cobots están pensados para trabajar con seguridad junto a los humanos, gracias a los sensores y otras características de diseño, como los materiales ligeros y los bordes redondeados. 

Estas características también permiten que los cobots se desplacen fácilmente de una tarea a otra y se reasignen a nuevas líneas de productos, lo que hace que todo el proceso de producción sea mucho más flexible. Otro aspecto importante a tener en cuenta es que los cobots casi eliminan el error humano y, por tanto, garantizan un alto nivel de precisión. Nuestros dos cobots realizan el mecanizado a bordo y se emplean en el montaje, la clasificación, el acabado y el control de calidad, cooperando siempre con nuestro personal y dando respuestas en tiempo real. Esto hace que GVV sea sinónimo de consistencia, velocidad de producción y calidad del producto final.